Publicidad digital: claves para el éxito

El mundo digital avanza a un ritmo imparable, lo que genera una lista de oportunidades para las empresas que sepan aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías.

La transformación digital se ha convertido en algo tan importante que ha dado paso a la llamada cuarta revolución industrial, un cambio en el que la tecnología tiene mucho que decir. Esto ha llevado a un tipo de consumidor cada vez más activo y exigente, conectado a medios como las redes sociales, que demandan mucho más para que algo capte su atención.

Este es el primer motivo por el que un curso publicidad digital es uno de los recursos imprescindibles para el éxito de cualquier empresa en el mundo moderno. Y es que este tipo de publicidad, cuando se hace bien, es muy bien valorada por el público.

Algunas de las claves para el éxito de la publicidad digital son:

Despertar las emociones

La publicidad digital no puede quedarse en el mensaje, sino que hay que impulsar al consumidor para que se implique, que sienta una conexión emocional más allá de la propia venta.

Por ello, hoy no es tan relevante destacar una y otra vez las prestaciones o los beneficios de un producto, sino que prima más la construcción de una marca fuerte, que se grabe en la mente del usuario.

Branding, concepto clave

Una campaña de publicidad digital debe generar un impacto inmediato para que se quede en la mente, incluso aunque el usuario cierre el anuncio en unos segundos. Uno de los factores en los que destacan las marcas que logran un alto reconocimiento es aprovechar el storytelling, creando conceptos que son fáciles de reconocer y conectan con ella de forma eficaz.

Leer más  Colegio oficial de farmaceuticos de barcelona

Captar la atención desde el principio

Se ha calculado que el tiempo máximo de atención de un usuario es de segundos, 5 o menos. Esto obliga a lograr que una campaña sea capaz de atraer desde el principio, para que no se salte el anuncio y lo vea al completo.

Esto tiene una mayor importancia si cabe en ciertas redes sociales, donde se combinan las campañas con publicaciones de contactos personales. En estas redes, destacan las campañas con mayor nivel de creatividad porque es más fácil que se recuerden con el paso del tiempo.

Aprender y mejorar de forma continua

Una de las características del mundo digital es estar en un cambio constante, y hacerlo a una velocidad que obliga a mantenerse alerta para aprovechar las oportunidades que ofrece.

La publicidad digital, por tanto, no puede quedarse estancada, y es necesario estar al día en cuanto a formación y análisis para crear campañas que sigan funcionando.

Menos es más

En la generación de nativos digitales, que son los principales consumidores de la actualidad, no se pueden hacer campañas demasiado largas porque al final se produce un efecto negativo que causa rechazo. Solo hay una excepción: que el contenido sea tan atractivo y relevante que casi obligue a desarrollarlo en más tiempo.

En definitiva, la publicidad digital se centra en despertar emociones y llegar al público para que sean ellos quienes se sientan casi obligados a consumir lo que ofrece.