Cómo ahorrar en calefacción manteniendo un ambiente acogedor en casa

Cómo ahorrar en calefacción manteniendo un ambiente acogedor en casa

Con las válvulas termostáticas inteligentes es posible controlar de manera individual el gasto de los radiadores de cada habitación, evitando despilfarrar la energía y creando un ambiente acogedor en el hogar, ahorrando en la factura energética.

Si hay algo que preocupa mucho a las familias cuando llega el invierno, es poder mantener el hogar con un ambiente agradable y cálido. Pero uno de los mayores problemas a los que se enfrenta para lograr esto, es la temida factura de la luz.

Ahorrar en invierno es algo que para muchas familias parece imposible, pero se esfuerzan cada año por buscar maneras de conseguir los dos objetivos: que su familia se sienta a gusto en casa gracias a una temperatura agradable y poder pagar la factura energética.

¿Hay alguna solución eficiente que pueda ayudar? El uso de válvulas termostaticas es la opción que se está buscando para mejorar la calidad de vida de la familia y ahorrar en el gasto en calefacción.

Qué son las válvulas de los radiadores

Para simplificar la explicación, una válvula de radiador es esa pieza que permite controlar el nivel de calor que sale del radiador. Esta válvula permite abrir, cerrar y ajustar la temperatura.

Suelen estar en uno de los extremos del radiador y, cuando son válvulas manuales, solo hay que girar la válvula para poder adaptar el calor al gusto y las necesidades de la familia.

Leer más  Como decorar una cocina blanca

Válvulas termostáticas, la diferencia con las manuales

Las válvulas termostáticas inteligentes son un modelo innovador de válvula para radiador, que permite un mayor control y más eficiencia a la hora de mantener el hogar con un ambiente acogedor, aunque en la calle haga frío.

Las válvulas inteligentes ofrecen distintas ventajas que aportan beneficios tanto para la salud de la familia como para la economía.

Adaptación a las necesidades de la familia

Gracias a estas válvulas termostáticas inteligentes es posible optimizar el rendimiento del radiador, ajustando su funcionamiento a lo que la familia necesita y a las horas que los necesiten.

Ahorro en el consumo

Con las válvulas termostáticas es más sencillo llevar un control del consumo energético. Es posible vigilar el gasto de los radiadores de manera individualizada por habitación, consiguiendo optimizar el uso de la calefacción y un menor gasto en la factura.

Programar el encendido y apagado

Otra de las cosas que permite el uso de válvulas termostáticas inteligentes, es controlar el horario de encendido y apagado de los radiadores. Esto permite que, en los horarios donde la familia no se encuentra en casa, mantenerlos apagados para evitar el despilfarro de energía, y encenderlos poco antes de que lleguen a casa para que el ambiente sea acogedor.

Control más sencillo

Con una válvula termostática, encender, apagar y controlar la calefacción es mucho más sencillo que con una manual. Y es que se puede hacer todo a distancia desde la aplicación en el móvil o incluso con comandos de voz.

Las válvulas termostáticas inteligentes son el futuro de la calefacción

Así, este es el mejor momento para aumentar la comodidad y bienestar de toda la familia, al cambiar las válvulas manuales de los radiadores por unas termostáticas que ayudarán a crear el ambiente perfecto para sentirse a gusto en casa, mientras se ahorra en la factura energética.