Los veterinarios recomiendan tener mascotas en casas con niños

Los veterinarios recomiendan tener mascotas en casas con niños

Los veterinarios recomiendan que en casas con niños es bueno tener mascotas, y es que los beneficios que aportan para su salud mental, física y social demuestran que llevar esta responsabilidad vale la pena.

Para muchas personas tener un animal de compañía en casa representa una gran responsabilidad que les hace pensar mucho en tener mascota en casa.

Es cierto que tener un perro en casa, además de aportar cariño y alegría, también es una enorme responsabilidad para la que hay que estar bien preparados y comprometidos. Sin embargo, sobre todo si hay niños en casa, tener un perro aporta diferentes beneficios que pueden interesar a los padres.

Tener un perro en casa, los beneficios

Desde el periódico digital animalshealth, medio experto en el sector de los animales, sus cuidados y su protección, nos ofrecen las claves que explican por qué cada vez más veterinarios recomiendan tener en casa una mascota, como un perro, para ayudar a los peques.

Menos horas ante dispositivos electrónicos

Una de las grandes peleas de los padres con sus hijos, es la gran cantidad de tiempo que estos pierden ante la televisión y otros dispositivos electrónicos. Esto fomenta un desequilibrio en la vida y descanso diario de los pequeños, ya que limita el aprendizaje de habilidades sociales, lingüísticas y disminuye el tiempo que los niños pasan durmiendo, lo que afecta a su salud.

El tener un perro capta la atención de los peques y le quita a la televisión y otros dispositivos electrónicos el interés que causan, ayudando a que pasen menos tiempo ante las pantallas.

Leer más  Comprar mesas de palets

Fomenta el ejercicio físico

Como todos los especialistas médicos no paran de recordar a todo el mundo, el ejercicio físico es esencial para mantener una salud física y mental adecuada.

Es importante ayudar a que los pequeños de la casa tengan tiempo para dedicarlo a practicar algún tipo de deporte o ejercicio y que sea algo natural para ellos integrarlo en su horario.

Pero, según parece, a los niños les interesa más pasar tiempo sentados frente a la televisión y jugando con ordenadores que corriendo por el parque.

Sin embargo, y como se ha explicado antes, el tener un perro en casa favorece que los niños dejen de lado una vida sedentaria para pasar a una más activa.

Los perros necesitan jugar y correr, y eso ayuda a que los niños pasen tiempo en la calle con sus mascotas, integrando de forma natural el ejercicio físico en la vida de los peques.

Les ayuda a socializar

El tener un perro en casa ayuda a los niños a aprender habilidades sociales que les permitirán ser adultos respetuosos, empáticos y les facilitará hacer amigos.

Esto es porque tener una mascota en casa les enseña a los niños lo que es ser responsables al cuidar de otro ser vivo que depende de ellos para estar bien.

Buena salud mental

Hoy en día algo que todo el mundo ha visto que resulta esencial, es prestar atención a la salud mental. Es importante ayudar a los niños a enfrentarse a problemas y diferentes situaciones de una forma sana que no afecte de forma negativa a su salud mental.

Los expertos muestran que tener una mascota en casa ayuda a reducir el estrés y aumentar la concentración, lo que les ayuda a crecer con una buena salud mental.