Inbound marketing vs outbound marketing

Semrush

El marketing de salida se refiere a cualquier tipo de marketing en el que una empresa inicia la conversación y envía su mensaje a un público. Entre los ejemplos de marketing saliente se encuentran las formas más tradicionales de marketing y publicidad, como los anuncios de televisión, los anuncios de radio, los anuncios impresos (anuncios en periódicos, revistas, folletos, catálogos, etc.), las ferias comerciales, las llamadas de ventas salientes (también conocidas como “llamadas en frío”) y el spam por correo electrónico.

El marketing saliente es lo contrario del marketing entrante, en el que los clientes te encuentran cuando te necesitan. Algunos ejemplos de marketing de entrada son el marketing de contenidos, los blogs, el SEO y el marketing por correo electrónico de inclusión. Además, la publicidad de pago en las búsquedas se considera marketing de entrada, porque sus anuncios sólo aparecen cuando la gente busca los productos o servicios que usted ofrece.

El marketing saliente constituye la mayor parte de los presupuestos de marketing de muchas empresas. Ha existido durante mucho tiempo y algunos incluso lo consideran un coste de hacer negocios. Sin embargo, el marketing de salida presenta muchas dificultades, y la tradición y los errores del pasado no deberían impedir la adaptación a las nuevas tendencias de marketing. Entre los problemas del outbound marketing se encuentran:

Buffer

Outbound versus inbound: la larga batalla entre estos dos campos de mercadólogos ha existido desde la década de 2000. Durante estos años, el outbound se ha comparado con el inbound marketing para las empresas B2B hacia adelante y hacia atrás. Sin embargo, los especialistas siguen discutiendo sobre cuál es más eficaz a la hora de planificar las estrategias de marketing y la distribución del presupuesto para el siguiente cuartil: ¿es mejor aplicar ambas metodologías? ¿En qué se diferencian una de otra? ¿Por qué los canales outbound siguen dando resultados? Y lo más importante, ¿pueden alinearse el inbound y el outbound para apoyarse y reforzarse mutuamente?

Leer más  De todo un poco para compartir

El inbound marketing es una estrategia basada en la atracción de clientes potenciales a través de la creación de contenidos atractivos y relevantes que respondan a los intereses y necesidades de los clientes potenciales. Este enfoque presupone el uso de técnicas exclusivamente no intrusivas de captación de nuevos clientes y la asistencia completa del prospecto desde la etapa de descubrimiento de la marca hasta la fidelización de la misma. El inbound se considera un tipo de marketing pasivo, en el que el primer contacto se produce de forma externa, del cliente a la empresa.

Marketing inbound vs outbound b2b

Aunque el mundo del marketing siempre está cambiando a nivel táctico, los cambios de paradigma en la forma de comercializar son menos frecuentes. El más reciente ha sido el paso del marketing tradicional saliente al marketing entrante.

La adopción de los métodos de inbound marketing ha crecido rápidamente en los últimos años, impulsada por casos de éxito con resultados medibles y fiables. Para entender el inbound, veamos qué es y en qué se diferencia de los métodos outbound que se han utilizado hasta ahora.

El inbound marketing es un conjunto de actividades que atraen a los compradores hacia su marca mientras realizan su investigación en línea. A diferencia de los métodos outbound, que interrumpen a las grandes audiencias, el inbound tiene como objetivo conectarle con su comprador donde está buscando, cuando está buscando y de forma que lo acoja en lugar de ignorarlo.

Cuando se lleva a cabo una campaña de marketing saliente, es el vendedor, y no el comprador, quien elige el tema, el momento y el canal de interacción. Además, la mayoría de las tácticas de outbound dejan de funcionar en el momento en que se deja de pagar por ellas.

Leer más  Como presentar un proyecto

Mailchimp

Escucha, a los profesionales del marketing les encanta inventar palabras: si toda tu profesión dependiera de convencer a la gente de que compre cosas utilizando el lenguaje, tú también lo harías. Pero el inbound y el outbound marketing no son sólo una jerga.

El outbound marketing es lo que antes se conocía simplemente como “marketing”. Es interrumpido y se impone a la audiencia, tanto si ésta lo desea como si no. Los anuncios de televisión y radio, el telemarketing, los banners y anuncios en pantalla, las vallas publicitarias, los anuncios en periódicos y revistas, las llamadas en frío, las ventanas emergentes y los anuncios contextuales son ejemplos de marketing de salida. El marketing saliente ha caído en desgracia en los últimos 10 años. La sobresaturación -especialmente en Internet- hizo que la gente empezara a ignorar la publicidad gráfica.

Desde la aparición de los bloqueadores de anuncios, la situación ha empeorado. El porcentaje de clics en los anuncios de display es ahora de un triste 0,05% y, según el informe State of Inbound 2017 de Hubspot, los profesionales del marketing consideran que la publicidad de pago, como la impresa, la exterior y la de difusión, es la táctica de marketing más sobrevalorada.