la gestión del capital humano…

Por otro lado, un cuadro de mando integral proporciona un marco claro y tangible para vincular las diferentes medidas de rendimiento con los objetivos estratégicos de la organización (Wilson, 2006). El cuadro de mando integral traduce las estrategias de una organización en objetivos de rendimiento, medidas, metas cuantitativas e iniciativas ejecutivas desde cuatro perspectivas equilibradas, como la financiera, la del cliente, la de los procesos internos y la del aprendizaje y el crecimiento. De este modo, se crea un equilibrio entre los indicadores retrospectivos (indicadores financieros) y los indicadores prospectivos (los indicadores de las otras tres perspectivas) (Kaplan y Norton, 1996).

Al proporcionar y mantener un personal eficaz, mejorar el rendimiento de los empleados y motivarlos y gestionarlos, la GRH tiene un papel especial en la consecución de los objetivos y estrategias que persiguen las organizaciones del sector público desde la perspectiva de la cultura empresarial. Al alinear su estrategia con la estrategia general de la organización, contribuye de forma significativa a la consecución de la gran estrategia de la organización. Por lo tanto, el primer paso en la aplicación de la estrategia es identificar y definir los objetivos estratégicos que pueden alcanzarse mediante la definición del mapa estratégico. Sin embargo, la revisión de los fundamentos teóricos sugiere que el uso del cuadro de mando de recursos humanos en el sector público no se ha desarrollado teóricamente de forma suficiente, y hasta ahora no se han considerado muchas investigaciones en este campo. Por lo tanto, nuestros conocimientos al respecto son limitados y la ausencia de investigaciones que aborden el uso del cuadro de mando de recursos humanos en el sector público es tangible.

cuadro de mando de recursos humanos y cuadro de mando integral

Un cuadro de mando integral es una herramienta de gestión del rendimiento de la estrategia, es decir, un informe bien estructurado que puede ser utilizado por los directivos para hacer un seguimiento de la ejecución de las actividades por parte del personal bajo su control y para supervisar las consecuencias derivadas de estas acciones[1].

La expresión “cuadro de mando integral” se refiere principalmente a un informe de gestión del rendimiento utilizado por un equipo de gestión, y normalmente este equipo se centra en la gestión de la aplicación de una estrategia o de las actividades operativas; en una encuesta reciente[1], el 62% de los encuestados declaró haber utilizado el cuadro de mando integral para la gestión de la aplicación de la estrategia y el 48% para la gestión operativa. Los individuos también utilizan el cuadro de mando integral para hacer un seguimiento de su rendimiento personal, pero esto es poco común: sólo el 17% de los encuestados utilizaron el cuadro de mando integral de esta manera, aunque de la misma encuesta se desprende que una proporción mayor (alrededor del 30%) utiliza elementos del cuadro de mando integral corporativo para informar sobre el establecimiento de objetivos personales y el cálculo de incentivos.

El cuadro de mando integral se propuso inicialmente como un sistema de gestión del rendimiento de propósito general[4]. Posteriormente, se promovió específicamente como un enfoque de la gestión estratégica del rendimiento[5]. El cuadro de mando integral se ha convertido más recientemente en un componente clave de los enfoques estructurados de la gestión estratégica corporativa[6].

cuadro de mando de recursos humanos

Bernard MarrBernard Marr es un futurista de renombre mundial, influenciador y líder de pensamiento en los campos de los negocios y la tecnología, con una pasión por el uso de la tecnología para el bien de la humanidad. Es un autor de 20 libros de gran éxito, escribe una columna periódica para Forbes y asesora y entrena a muchas de las organizaciones más conocidas del mundo. Tiene más de 2 millones de seguidores en las redes sociales, 1 millón de suscriptores al boletín de noticias y ha sido clasificado por LinkedIn como uno de los 5 principales influenciadores empresariales del mundo y el número 1 en el Reino Unido.

el drucker definitivo: c…

El nombre de “cuadro de mando integral” proviene de la idea de considerar las medidas estratégicas además de las medidas financieras tradicionales para obtener una visión más “equilibrada” del rendimiento.  El concepto de cuadro de mando integral ha evolucionado más allá del simple uso de perspectivas y ahora es un sistema holístico de gestión de la estrategia. Una de las principales ventajas de utilizar un marco disciplinado es que ofrece a las organizaciones una forma de “conectar los puntos” entre los distintos componentes de la planificación y la gestión estratégicas, lo que significa que habrá una conexión visible entre los proyectos y programas en los que trabaja el personal, las mediciones que se utilizan para controlar el éxito (KPI), los objetivos estratégicos que la organización intenta alcanzar y la misión, visión y estrategia de la organización.

Leer más  Mejores blogs de libros