Como hacer analisis dafo

Análisis dafo

DAFO significa:  Fuerza, Debilidad, Oportunidad, Amenaza. Un análisis DAFO le guía para identificar los puntos fuertes y débiles de su organización (S-D), así como las oportunidades y amenazas más amplias (O-T). Desarrollar una conciencia más completa de la situación ayuda tanto a la planificación estratégica como a la toma de decisiones.
El DAFO no es la única técnica de evaluación que puede utilizar. Compárela con otras herramientas de evaluación de la Caja de Herramientas Comunitaria para determinar si es el enfoque adecuado para su situación.  Los puntos fuertes de este método son su sencillez y su aplicación a diversos niveles de funcionamiento.
A continuación se presenta una tercera opción para estructurar su análisis DAFO, que puede ser adecuada para una iniciativa más amplia que requiera una planificación detallada. Esta «matriz TOWS» es una adaptación del texto de gestión estratégica de Fred David.
David ofrece un ejemplo para la empresa Campbell Soup que hace hincapié en los objetivos financieros, pero también ilustra cómo se pueden emparejar los elementos dentro de una cuadrícula DAFO para desarrollar estrategias. (Esta versión del gráfico está abreviada).

Wikipedia

El objetivo de un análisis DAFO es ayudarle a desarrollar una estrategia empresarial sólida asegurándose de que ha tenido en cuenta todos los puntos fuertes y débiles de su empresa, así como las oportunidades y amenazas a las que se enfrenta en el mercado.
S.W.O.T. es un acrónimo que significa Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas. Un análisis DAFO es una lista organizada de las mayores fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de su empresa.
Los puntos fuertes y débiles son internos a la empresa (piense: reputación, patentes, ubicación). Se pueden cambiar con el tiempo, pero no sin un poco de trabajo. Las oportunidades y las amenazas son externas (piense en los proveedores, los competidores, los precios); están ahí fuera, en el mercado, y ocurren, le guste o no. No se pueden cambiar.
Las empresas existentes pueden utilizar un análisis DAFO, en cualquier momento, para evaluar un entorno cambiante y responder de forma proactiva. De hecho, recomiendo realizar una reunión de revisión de la estrategia al menos una vez al año que comience con un análisis DAFO.
Las nuevas empresas deberían utilizar un análisis DAFO como parte de su proceso de planificación. No existe un plan de «talla única» para su negocio, y pensar en su nueva empresa en términos de su «DAFO» único le pondrá en el camino correcto de inmediato, y le ahorrará muchos dolores de cabeza más adelante.

Cómo escribir un análisis dafo de mí mismo

Los puntos fuertes y débiles son internos a su empresa, cosas sobre las que tiene cierto control y que puede cambiar. Por ejemplo, quién forma parte de su equipo, sus patentes y propiedad intelectual, y su ubicación.
Las oportunidades y las amenazas son externas: cosas que ocurren fuera de su empresa, en el mercado en general. Puede aprovechar las oportunidades y protegerse de las amenazas, pero no puede cambiarlas. Algunos ejemplos son los competidores, los precios de las materias primas y las tendencias de compra de los clientes.
Un análisis DAFO organiza sus principales puntos fuertes, puntos débiles, oportunidades y amenazas en una lista organizada y suele presentarse en una sencilla cuadrícula de dos en dos. Adelante, descargue nuestra plantilla gratuita si quiere meterse de lleno y empezar.
Puede que piense que ya sabe todo lo que tiene que hacer para tener éxito, pero un análisis DAFO le obligará a mirar su negocio de nuevas maneras y desde nuevas direcciones. Analizará sus puntos fuertes y débiles, y cómo puede aprovecharlos para sacar partido de las oportunidades y amenazas que existen en su mercado.

Ejemplo de análisis dafo de una empresa

es un marco que permite a los directivos sintetizar los conocimientos obtenidos a partir de un análisis interno de los puntos fuertes y débiles de la empresa con los de un análisis de las oportunidades y amenazas externas[3].
Las fortalezas y debilidades son internas a la empresa y pueden ser gestionadas directamente por ella, mientras que las oportunidades y amenazas son externas y la empresa sólo puede anticiparse y reaccionar ante ellas. A menudo, el DAFO se presenta en forma de matriz, como en la siguiente ilustración:
El DAFO es una herramienta ampliamente aceptada debido a su simplicidad y a su valor para centrarse en las cuestiones clave que afectan a la empresa. El objetivo de la DAFO es identificar los puntos fuertes y débiles que son relevantes para hacer frente a las oportunidades y amenazas en una situación concreta. [4]
Aunque existen claros beneficios al realizar el análisis, muchos directivos y académicos lo critican duramente o ni siquiera lo reconocen como una herramienta seria[2]. Estos son los principales defectos identificados por una investigación:[2][5]
El análisis DAFO puede ser realizado por una persona o por un grupo de miembros que se encargan directamente de la evaluación de la situación en la empresa. El análisis DAFO básico se realiza con bastante facilidad y consta de pocos pasos: