Habitaciones infantiles para niños

Ideas de dormitorios infantiles de ikea

Diseñar el dormitorio de un niño puede ser todo un reto teniendo en cuenta el rápido ritmo al que crecen los niños hoy en día. Ya es bastante difícil mantenerse al día con la afluencia interminable de aparatos tecnológicos antes de encontrar la manera de almacenar todas estas “próximas cosas”. Pero, por desgracia, existen divertidas e innovadoras soluciones de almacenamiento disfrazadas con toques de color que harían que cualquier habitación pareciera un Picasso tridimensional. En estas habitaciones bellamente diseñadas que se muestran a continuación, se ha logrado el equilibrio perfecto entre practicidad y creatividad, y atraerá fácilmente a padres e hijos por igual.

Dormitorio infantil

Todo parece combinar y encajar en la combinación de colores de esta adorable habitación. El almacenamiento incorporado es una genialidad porque la clave del éxito del diseño de un dormitorio infantil es el almacenamiento inteligente. Aquí es muy accesible y, por tanto, fácil de usar. Lo que es práctico y el niño que vive aquí, tiene un lugar donde va todo.

Un poco más romántico pero, de nuevo, la base es natural y bastante sencilla. La inspiración perfecta para mostrarte cómo unos pocos detalles como las bolas de nido de abeja pueden añadir una buena dosis de encanto. ¡Y ese columpio, por supuesto!

Tener una habitación infantil natural hará que sea fácil adaptar el espacio con tus hijos. De la guardería a la habitación de los niños pequeños y más tarde a la de los adolescentes, etc. Puedes personalizar la habitación con unas bonitas cestas de almacenaje y con la decoración de las paredes. Haz que tu hijo participe en sus colores y piezas favoritas, por supuesto.

Leer más  Manualidades para decorar tu cuarto adolescentes

Ideas para el dormitorio de los niños

Decorar la habitación de tus hijos es emocionante y abrumador al mismo tiempo. Con tantas opciones adorables entre las que elegir, puede ser un reto ponerlo todo junto. Pero los padres deben tratar de contenerse para no comprar todas las cosas bonitas que se crucen en su camino. Lo ideal es decorar la habitación con intención, para que la habitación infantil que construyas crezca con tu bebé cuando se convierta en un niño pequeño y, más adelante, en un adolescente.

En lugar de invertir dinero cada dos años en muebles diferentes, alfombras e incluso pintura, lo mejor es crear un dormitorio de transición que crezca con ellos. Tenga en cuenta estos consejos para que el dormitorio de su hijo esté preparado para el futuro con los muebles de Walmart.

Cuando diseñe la habitación infantil de su bebé, recuerde que en un abrir y cerrar de ojos, esa habitación le quedará pequeña. Tener esto en cuenta, al planificar el diseño de la habitación del bebé, le ayudará a ahorrar mucho dinero y tiempo en el futuro.

Es fácil elegir los colores tradicionales de la habitación infantil, como los azules o los rosas, al planificarla. Sin embargo, la pintura puede ser cara y llevar mucho tiempo. Escoger un color que no se adapte a la transición de tu bebé a niño es uno de los mayores errores que puedes cometer a la hora de preparar su dormitorio para el futuro. En su lugar, opta por colores neutros que crezcan con tu bebé.

Accesorios para el dormitorio de los niños

Los niños tienen visiones muy específicas de cómo quieren decorar sus dormitorios, y esas ideas también suelen inspirarse en los decorados épicos de las películas y en los elaborados telones de fondo de los cuentos de hadas. Y admitámoslo, la única manera de que su dormitorio emule el interior del Halcón Milenario es que les toque la lotería de las ligas menores. Pero no todas las ideas de habitaciones infantiles increíbles viven fuera del ámbito de lo posible. Sólo hace falta un equilibrio entre la imaginación infantil y la practicidad y el estilo de los adultos. Algunos consejos de expertos en diseño de interiores tampoco vienen mal, así que hemos reunido nuestros 55 dormitorios infantiles favoritos para guiarte.

Leer más  Ver decoracion de salones

Amy Berry incorporó una tumbona y una mecedora para la lectura y dio vida a la habitación con un papel pintado clásico y estampados botánicos enmarcados. Mantener la mayor parte de la decoración en las paredes deja más espacio útil en el suelo para que haya espacio para jugar.

En este dormitorio diseñado por Heidi Callier, las cortinas de color rosa rubor iluminan el ambiente y permiten separar la “zona de juegos” bajo las literas superiores. Los marrones y las maderas cálidas crean una base cálida, y aunque cada pieza es adecuada para los niños, también se integra en el estilo de la casa en su conjunto.