Dormitorios juveniles de niña

dormitorio principal

Decorar el dormitorio de una niña no es tarea fácil. Quieres algo que le enorgullezca y aprecie desde el primer momento, pero también quieres que sea algo que aprecie durante años. La clave está en tener en cuenta sus intereses y pasiones particulares y, al mismo tiempo, mantener un enfoque más atemporal del diseño y la decoración (probablemente querrás dejar de lado la pintura rosa pastel para las paredes, por ejemplo).

¿Buscas una guía que te ayude a poner en marcha el engranaje? Nosotros te ayudamos. A continuación, hablamos con un puñado de diseñadores y decoradores que no son ajenos a la decoración de habitaciones infantiles caprichosas y prácticas.

Analice activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

ideas de dormitorios para niñas grandes

Podemos procesar su información de acuerdo con nuestras condiciones para proporcionarle el contenido solicitado. Puede darse de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace para darse de baja que aparece en la parte inferior de nuestros correos electrónicos.

Hay un espacio entre los años de la infancia y la preadolescencia en el que puedes crear un dormitorio para tu niña que compita con el material de los sueños. Desde caprichosas escenas del país de las hadas hasta paraísos rosas y atrevidos colores del arco iris, las ideas para el dormitorio de las niñas sólo están limitadas por tu imaginación. Lo mejor es que cuando diseñes un espacio encantador para que ella juegue y sueñe, su imaginación se disparará, ahora y en el futuro.

Atrás quedaron los días en los que sólo se pintaba la habitación de una niña de color rosa. Sin embargo, no cabe duda de que este color sigue siendo el preferido de las princesas de todo el mundo. Si los tonos de caramelo son los favoritos de tu hija en este momento, es fácil combinar el rosa con una paleta de colores que le sirva para los próximos años. Aquí es donde entra en juego tu imaginación, junto con técnicas sencillas para obtener resultados deslumbrantes.

ideas de dormitorios para niñas de 10 años

Ah, el dormitorio de la niña mayor: una parada demasiado breve entre los días de la guardería de tu pequeña y los momentos de “¿cómo es que ya eres una adolescente?” que vendrán. El secreto para hacerlo bien es encontrar el equilibrio adecuado.

Tu autoproclamada “niña grande” será mucho más grande antes de que te des cuenta, por lo que querrás crear un espacio que refleje su creciente madurez y se anticipe a sus futuras necesidades. Pero aunque tu hija esté creciendo, aún no ha llegado a ese punto. Ser una “niña grande” es divertido, y un dormitorio de niña grande también debería serlo.

Empieza con una habitación bonita -el tipo de habitación que puedes ver disfrutar a tu futura adolescente- y luego céntrate en introducir el elemento clave de la diversión. Añade un toque de extravagancia con lunares o una pared de acento brillante, y aprovecha las pasiones de tu hija. Si es una amante de los libros, piensa en crear un rincón de lectura acogedor. ¿Primera bailarina? ¿Qué tal su propia barra de baile? No hace falta mucho para hacer realidad los sueños de tu hija, y siempre puedes actualizar estos elementos a medida que crezca.

ideas para el dormitorio de una niña de 9 años

Empecé en British GQ, donde un mes de prácticas se convirtió en 18 meses de trabajo en todo tipo de proyectos, escribiendo sobre todo tipo de temas, desde deportes de motor hasta interiores, y ayudando a organizar los premios GQ Food & Drink. Luego pasé tres años en el Evening Standard en el equipo de GO London, cubriendo restaurantes y bares, y llegando a comer y beber una verdadera mezcla de cosas maravillosas en la ciudad. Dejé el periódico en 2020 y me hice freelance, escribiendo sobre comida, bebida y casas para publicaciones como Conde Nast Traveller, Luxury London y Departures. Poco menos de un año después, empecé a trabajar en Homes & Gardens como redactora digital, lo que me permitió disfrutar plenamente de mi amor por el buen diseño de interiores.

Leer más  Ideas para la cocina