Javier castillo modelo

Después de haber estado sólo dos días en las librerías antes de que cerraran todas las tiendas, y de haber trabajado para convertir su planeada gira por 30 ciudades de España y Latinoamérica en una serie de encuentros digitales con los fans, Castillo y Gonzalo Albert, su editor de Suma Hispánica y Aguilar en Penguin Random House Grupo Editorial, quedaron extasiados con la afluencia de 60.000 personas en el primero de estos eventos online.

El día que se perdió la cordura (2017) y su secuela, El día que se perdió el amor (2018), van en lo que parece ser la dirección correcta para el desarrollo en pantalla, también.

Javier castillo la chica de nieve

Javier Castillo es autor y consultor empresarial. Su primera novela, “El día que se perdió la cordura”, ha vendido más de 30.000 ejemplares y ha estado en el TOP 100 de Amazon durante más de 450 días. Recientemente “SUMA de LETRAS”, una editorial que forma parte de Penguin Random House, ha comprado los derechos para distribuir el libro en todo el mundo en español.La escritura de Javier Castillo es potente, rítmica y centrada en los sentimientos. Prepara tu mente para ser secuestrada por sus palabras y para enamorarte de sus personajes. Domina el tiempo y los saltos de lugar con maestría, dejándote colgado de un acantilado eterno.

Javier Castillo es autor y consultor empresarial. Su primera novela, “El día que se perdió la cordura”, ha vendido más de 30.000 ejemplares y lleva más de 450 días en el TOP 100 de Amazon. Recientemente “SUMA de LETRAS”, una editorial que forma parte de Penguin Random House, ha comprado los derechos para distribuir el libro en todo el mundo en español.La escritura de Javier Castillo es potente, rítmica y centrada en los sentimientos. Prepara tu mente para ser secuestrada por sus palabras y para enamorarte de sus personajes. Domina el tiempo y los saltos de lugar con maestría, dejándote colgado de un acantilado eterno.

Leer más  Productos para el pelo

Javier castillo intérprete

En los últimos cuatro años, los libros de Javier Castillo han causado un gran revuelo, tanto en el mundo literario virtual como en el físico. Alcanzando unas ventas superiores a los 400 ejemplares, este autor novel ha conseguido lo que cualquier escritor desearía al inicio de su carrera.

Y es que sí, este malagueño, de apenas 27 años por aquel entonces, consiguió posicionarse en 2014 -y durante más de quinientos días- en la plataforma Kindle Direct Publishing de Amazon con su primera novela en formato digital, El día que se perdió la cordura (2014). Desde entonces, ni la gente ni los medios de comunicación han dejado de hablar de él.

Como su nombre indica, Javier Castillo vio la luz de este mundo por primera vez en Málaga, España, en 1987. Actualmente tiene 33 años. Una afición que le gustaba mucho de pequeño era la lectura, un entretenimiento que, sin saberlo, marcaría su futuro próximo.

Disfrutaba leyendo a los clásicos, aunque también se inclinaba por la novela negra, teniendo una especial predilección por la autora Agatha Christie. De esta inclinación por la escritura surge parte de la inspiración de lo que sería su obra.

Javier castillo instagram

Unos pocos nombres ocupan el espacio del fenómeno editorial en España en los últimos años, en mi opinión concretamente cuatro, dos hombres y dos mujeres: Dolores Redondo, Javier Castillo, Eva García Sáenz y Víctor del Árbol. En este cuadrante del buen hacer y el consiguiente éxito absoluto (salvo la narrativa juvenil con sus propios tótems de ventas), y con una siempre encomiable paridad de género, las estanterías de todas las librerías se ajustan con sus lanzamientos alternos de grandes novelas negras. , thrillers o policiales.

Leer más  Parches para los ojos

El caso de Javier Castillo, el último en llegar, o al menos el que menos novelas ha publicado hasta el momento de estos cuatro grandes, pretende alzarse como el autor por excelencia del género negro más cercano a lo macabro, a esa línea que conecta con la oscuridad del alma humana, de lo ominoso, de la animosidad…

El día que…, el inicio de sus primeras novelas, apunta a ese punto de inflexión, a ese momento entre lo trágico, lo sobrecogedor y la inquietante sensación de que el mal campa a sus anchas cuando la mente humana se desboca y se entrega a las pulsiones más siniestras.