Prohibición de la crianza y asesinato de perros en China

¡Difunde!

Partido Vegano - Una vaca merece el mismo respeto que un perro - Crianza y asesinato de perros con fines alimenticios en China tras la pandemia del coronavirusDebido a múltiples causas, entre ellas la pandemia del coronavirus, China ha establecido una prohibición de la crianza y asesinato de perros con fines alimenticios. El Partido Vegano desea explicar por qué este cambio no supone un avance o progreso para los animales.

Prohibición de la crianza y asesinato de perros en China con fines alimenticios

Influidos por la pandemia del coronavirus y el posible foco en mercados de animales vivos, China ha prohibido la crianza y asesinato de perros con fines alimenticios. Aunque la sociedad occidental pudiera creer que esto supone un avance, desde el Partido Vegano queremos explicar por qué esta medida es tanto inútil como insuficiente. En esta entrada deseamos dividir nuestra argumentación en tres partes: por qué ha sucedido, qué esperan conseguir con ello y cuáles consecuencias tendrá la prohibición de la crianza y asesinato de perros con fines alimenticios.

¿Por qué China ha prohibido la crianza y asesinato de perros con fines alimenticios?

China ha decidido volver más estricta su política de crianza y asesinato de animales a raíz de la pandemia del coronavirus, y ha aprovechado la propia precaución creciente de su gente para ejercer una maniobra política que los acerque a las idiosincrasias occidentales.

El objetivo de China no es salvar perros ni nada que se le parezca, solamente evitar una gran parte de la xenofobia animalista que desde Occidente se vierte contra ellos por sus diferencias gastronómicas en cuanto a la explotación animal.

¿Cuál es el objetivo de esta prohibición?

Esta regulación legal en China pertenece al campo de Bienestar Animal, es decir, a la adopción de cambios legislativos que tiene como fin el incremento del rendimiento económico. En este caso, el beneficio está en limpiar su imagen frente al consumidor europeo al que exportar toneladas de productos manufacturados.

De continuar adelante, China mejorará su imagen frente a aquellos animalistas únicamente preocupados por los perros y los gatos; pero a los que no les preocupan igual los cerdos, las vacas y otros miles de millones de animales asesinados y exterminados en todos el mundo, y en cuya explotación participa casi la totalidad de la población humana.

Partidos y organizaciones animalistas suelen cantar «victoria» como si ello salvase la vida de algún animal o supusiera un avance.

La prohibición de la crianza y asesinato de perros en China no supone salvar la vida de ningún animal porque los perros y otros animales serán explotados o incluso asesinados mientras no cambie la mentalidad humana. Si en China la población sigue viendo bien comer perros y otros animales, seguirá haciéndolo al margen de la ley. Prohibir algo no es sinónimo de abolirlo.

Todos los animales siguen percibidos como recursos para nuestros fines y lo que es aún peor: se vende desde sectores animalistas como un progreso para colgarse medallas y tratar de justificar todo el dinero que han ganado todos estos años volcando su xenofobia contra China.

Partido Vegano - Un cerdo merece el mismo respeto que un perro - Crianza y asesinato de perros con fines alimenticios en China tras la pandemia del coronavirusLa prohibición de la crianza y asesinato de perros en China con fines gastronómicos, a raíz del coronavirus, es una medida doblemente especista y antropocéntrica. Por un lado, sigue cosificando a los perros para funciones no relacionadas con la alimentación humana. Y, por otro, implica establecer que cada animal debe servir al ser humano de alguno forma según cómo lo juzgue la sociedad occidental.

¿Cuáles serán las consecuencias de esta prohibición especista?

Dado que los hábitos de la población china no cambiarán de la noche a la mañana, surgirá un mercado ilegal para la crianza y asesinato de perros como comida. Al mismo tiempo, aumentará el consumo de huevos o de carne de otros animales y la población china más sensibilizada se percibirá a sí misma como «de mentalidad moderna» y ajustará su ética bienestarista al nivel de otros países occidentales. Y ello propiciará que, como ocurre en nuestros países, pasen a creer que hay animales que merecen más respeto que otros según su función para nosotros.

Los países occidentales seguirán criando y asesinando a otros animales por no ser perros. La explotación animal y la esclavitud de los animales es tan injusta como si ocurriera en humanos. Las respectivas organizaciones animalistas y partidos necesitarán buscar alguna otra forma de explotación cruel o festejo con animales en que centrar sus miras para seguir explotando la explotación animal al hacer creer a sus socios y donantes que sus propuestas y acciones salvan vidas.

El Partido Vegano reivindica que los animales necesitan derechos legales para estar protegidos y lucha activamente con la esclavitud animal. Nuestra formación defiende la justicia y la igualdad para todos los animales. Mientras esto no suceda, alegar que algo sea un «progreso histórico» incurre en mera publicidad. Aquí está la realidad que nadie desea mostrar.

¡Ayúdanos a romper cadenas!


¡Difunde!