Comentarios

Las tecnologías de Big Data y analítica permiten a su organización ser más competitiva y crecer sin límites. Pero si una organización está capturando grandes cantidades de datos, necesitará soluciones específicas para su análisis, como un Lago de Datos Inteligente. Pero antes, dediquemos un momento a analizar el valor que aporta el Big Data a una empresa.
El término “Big Data” no es nuevo. Para muchas personas este término se asocia directamente con “muchos datos”. Sin embargo, entender esta tecnología de esta manera no es del todo correcto. La tecnología Big Data implica:
También sería un error pensar que todas las áreas de Big Data son de inteligencia empresarial. El Big Data, no está limitado ni definido por los objetivos que se persiguen con esa iniciativa. Sino por las características de los propios datos.
Hoy en día, podemos basar nuestras decisiones en los datos prescriptivos obtenidos a través del Big Data. Gracias a esta tecnología, cada acción de los clientes, competidores, proveedores, etc, generará información prescriptiva que irá desde datos estructurados y fáciles de gestionar hasta información no estructurada y difícil de utilizar para la toma de decisiones.

Ver más

“El big data es como el sexo entre adolescentes. Todos hablan de ello pero nadie sabe realmente cómo es”. Así concluía Óscar Herencia, director general de la aseguradora MetLife Iberia y profesor de MBA en la Universidad Antonio de Nebrija, su ponencia sobre el impacto del big data en el sector asegurador en la 13ª edición de OmExpo, la popular cumbre de marketing digital y ecommerce que se celebra en Madrid.
Desde la medicina hasta las finanzas, las tecnologías de procesamiento de datos a gran escala ya están empezando a cumplir su promesa de transformar las sociedades contemporáneas. Los cambios sociales de gran alcance no se producen de la noche a la mañana. Poco a poco, se convierten en parte de nuestra vida cotidiana, hasta que su carácter revolucionario se disipa. Hace años, los coches híbridos empezaron a llamar la atención de la gente. Hoy, los coches eléctricos son cada vez menos raros, al menos en las grandes ciudades.
Parafraseando las cinco famosas W del periodismo, la presentación de Herencia se basó en lo que él llamó las “cinco V del big data”, y su impacto en el negocio. Son volumen, velocidad, variedad, veracidad y valor.

Leer más  Mejores criptos para invertir

Mongodb

Las tecnologías de Big Data y analítica permiten a su organización ser más competitiva y crecer sin límites. Pero si una organización está capturando grandes cantidades de datos, necesitará soluciones específicas para su análisis, como un Lago de Datos Inteligente. Pero antes, dediquemos un momento a analizar el valor que aporta el Big Data a una empresa.
El término “Big Data” no es nuevo. Para muchas personas este término se asocia directamente con “muchos datos”. Sin embargo, entender esta tecnología de esta manera no es del todo correcto. La tecnología Big Data implica:
También sería un error pensar que todas las áreas de Big Data son de inteligencia empresarial. El Big Data, no está limitado ni definido por los objetivos que se persiguen con esa iniciativa. Sino por las características de los propios datos.
Hoy en día, podemos basar nuestras decisiones en los datos prescriptivos obtenidos a través del Big Data. Gracias a esta tecnología, cada acción de los clientes, competidores, proveedores, etc, generará información prescriptiva que irá desde datos estructurados y fáciles de gestionar hasta información no estructurada y difícil de utilizar para la toma de decisiones.

Apache hadoop

Hay tres propiedades definitorias que pueden ayudar a desglosar el término. Apodadas las tres V: volumen, velocidad y variedad, son la clave para entender cómo podemos medir los big data y lo diferentes que son los “big data” de los datos tradicionales.
Empezaremos por la más obvia. El big data es volumen. Volúmenes de datos que pueden alcanzar cotas sin precedentes, de hecho. Se calcula que cada día se crean 2,5 quintillones de bytes de datos, por lo que en 2020 habrá 40 zettabytes de datos creados, lo que pone de manifiesto un aumento de 300 veces desde 2005. Como resultado, ahora no es raro que las grandes empresas tengan Terabytes -e incluso Petabytes- de datos en dispositivos de almacenamiento y en servidores. Estos datos ayudan a perfilar el futuro de una empresa y sus acciones, a la vez que hacen un seguimiento del progreso.
El crecimiento de los datos, y su consiguiente importancia, ha cambiado nuestra forma de verlos. Hubo un tiempo en el que no veíamos la importancia de los datos en el mundo corporativo, pero con el cambio en la forma de recopilarlos, hemos llegado a depender de ellos día a día. La velocidad mide esencialmente la rapidez con la que llegan los datos. Algunos datos llegarán en tiempo real, mientras que otros llegarán a trompicones, enviados por lotes. Y como no todas las plataformas experimentarán la entrada de datos al mismo ritmo, es importante no generalizar, descontar o sacar conclusiones sin tener todos los datos.