Los zoológicos son centros de explotación animal

¡Difunde!

Partido Vegano - Los zoológicos son centros de explotación animal - Conservar especies animalesLos zoológicos son centros de explotación animal. A menudo se los llama «cárceles» en un sentido metafórico o expresivo; pero son más que eso. El argumento de que sirven para conservar especies animales es tanto falso como falaz.

Los zoológicos no deberían existir

Los zoológicos son centros de explotación animal que retienen animales de por vida, los exhiben para obtener lucro y los desechan cuando ya lo valen para este propósito. Como sucede con los circos, sólo se diferencian de una granja en que los animales no tienen una «fecha de caducidad» determinada desde el propio nacimiento y en que no tienen por qué ser cruzados sistemáticamente, aunque también ocurre.

Argumentos proteccionistas respecto a los zoológicos

Desde sectores proteccionistas (ecologistas), se oye la justificación de que los zoológicos sirven para conservar especies. Esto incurre en una falacia y una falsedad.

En primer lugar, los zoológicos no tienen la función de conservar especies. Su origen se remonta a la Época Colonial y son un anacronismo de cuando el ser humano occidental fue a tierras lejanas a estudiar, capturar y comerciar con animales y humanos (ambos esclavos entonces).

Hace apenas unos siglos había zoológicos humanos en las principales ciudades europeas. Y, para entonces, alguno de los argumentos esgrimidos era que éstos permitían que los aborígenes pudieran estar en taparrabos y mantener sus costumbres ahí dentro como en su «hábitat natural». ¿A qué nos recuerda esto?

Y, en segundo lugar, el argumento de conservar especies no justifica la explotación de ningún sujeto (humano o no humano). Las especies ni sienten ni padecen. Quienes existen son los individuos y sobre ellos debemos responder; pues son ellos quienes poseen intereses inalienables (vida, libertad e integridad).

Partido Vegano - Leopardo en un safariQue un animal disponga un terreno amplio no significa que sea libre. Todos los animales son legalmente esclavos y presos del ser humano. Muchos zoológicos se venden como «reservas naturales» en que a los animales se los explota como elementos del paisaje y se los manipula cuando se requiere.

Argumentos bienestaristas respecto a los zoológicos

Desde sectores bienestaristas (animalistas), suele pedirse un mejor trato para los animales confinados en zoológicos y se cuestiona su «utilidad» apelando a que no cumplen su función de «conservar especies». Resulta paradójico y evidente que el bienestarismo, al compartir su base utilitarista con el proteccionismo, únicamente cuestione los zoológicos por el trato y su falta de utilidad, lo cual implica que si un zoológico dispusiera de mucho espacio al aire libre y cumpliera con su «papel» de conservar especies, entonces, según otros partidos y organizaciones animalistas, no habría ningún problema.

Para prueba de ello, estos grupos nunca condenan ni condenarán la crianza en cautividad de animales en centros de recuperación de especies —que también confinan animales— ni los zoológicos de tipo «safari» porque los animales tienen suficiente «calidad de vida».

Partido Vegano - Chimpancé con una ramita en la bocaEl argumento de la «conservación» carece de justificación ética. No tiene nada de justo encerrar a sujetos contra su voluntad alegando que se practica por su propio bien, ¿aceptaríamos los zoológicos humanos —que existieron en el pasado— con el argumento de que sirven para conservar tribus y sociedad autóctonas en peligro de extinción?

El argumento de los Derechos Animales

Los Derechos Animales parten desde el principio ético de igualdad para afirmar que no tenemos legitimidad para explotar a otros sujetos y que carece de sentido ético justificar para otros aquello que no querríamos para nosotros mismos.

El Partido Vegano, a diferencia de las posturas exhibidas por otros partidos y organizaciones animalistas, exige la supresión de cualquier centro de explotación animal y el cese de la reificación (cosificación) de los animales ante la ley. Ello incluye, por supuesto, la supresión de las subvenciones a toda forma de explotación animal.

Los animales sólo podrán recibir protección legal y estar protegidos frente al «maltrato animal» y otras acciones humanas si primero se les reconocen derechos legales. Sólo el Partido Vegano persigue la libertad para todos los animales y busca que a todos ellos se los reconozca como iguales ante la ley.

¡Ayúdanos a romper cadenas!


¡Difunde!