Las normas especistas de Facebook y los justicieros modernos

Partido Vegano - Normas especistas de Facebook - Justicieros modernos - Esclavitud humana y animal - Lenguaje deshumanizante
¡Difunde!

Partido Vegano - Normas especistas de Facebook - Justicieros modernos - Esclavitud humana y animal - Lenguaje deshumanizanteFacebook tiene normas especistas por las cuales se considera «lenguaje deshumanizante» lanzar analogías sobre la esclavitud humana y animal, y señalar que los animales merecen respeto como los humanos si algún particular o colectivo se ofende por ello. Los justicieros modernos no actúan con justicia porque ni siquiera entienden ese concepto.

Las normas especistas y la hipocresía de los justicieros modernos

El Partido Vegano rechaza las leyes especistas de la misma manera en que cualquier partido debiera oponerse a leyes racistas o sexistas. En el día de hoy queremos lanzar una condena absoluta y tajante a las normas especistas de Facebook.

Hasta el momento, ninguna red social nos ha censurado. Sin embargo, es muy probable que nos censuren en un futuro porque la sociedad responde con amenazas y violencia a cualquier cosa que contradiga sus creencias o intereses egoístas. La fuerza es el arma predilecta de quien carece de argumentos. Y no existe ningún argumento válido para justificar el especismo ni el exterminio de millones de animales al día.

El mero hecho de que las normas de Facebook sean especistas supone una injusticia para los animales y una violación hacia la libertad de expresión de sus defensores.

Como figura en la imagen, Facebook prohíbe cualquier comparación de seres humanos con animales. Esta medida, tal como está expresada, es arbitraria y subjetiva; pues antepone los sentimientos que despierta una comparación en un particular o en un colectivo frente a la veracidad de dicha comparación.

Las normas especistas de Facebook y de otras redes parten desde la premisa falsa de que expresar algún tipo de comparación entre humanos y animales incurra en un lenguaje deshumanizante. Cuando los defensores de los Derechos Animales lanzamos analogías entre humanos, no estamos comparando personas humanas y no humanas.

Cuando lanzamos analogías, estamos comparando formas de opresión y similitudes sistémicas entre la explotación y esclavitud humana y la explotación y esclavitud animal. El origen de todas las opresiones es el mismo. Entender esto se vuelve fundamental si alguien quiere ser justo.

Los justicieros modernos no entienden qué significa la justicia

En nuestro contexto actual, muchos grupos que supuestamente defienden la justicia y la igualdad son los mayores opositores a ambas categorías; pues no dudan negar, censurar, linchar, atacar y boicotear que a los animales se los reconozcan como víctimas y que se les reconozcan derechos legales.

Así sucede porque estos individuos antropocéntricos no conocen ni comparten realmente el significado de la justicia. Ellos conciben la justicia como una especie de materia finita por la cual unos deben perder derechos para otros ganarlos. Y esto no tiene ningún sentido.

Las normas y las leyes especistas se deben a lo enraizado de nuestro antropocentrismo. En nuestros días no prima la observación, la autocrítica ni la coherencia; sino la indignación, el reaccionismo y el tribalismo endogrupal. Una sociedad de futuro que respete a los animales es incompatible con una sociedad hipócrita, irracional e infantilizada.

Desde el Partido Vegano somos críticos porque no criticar significa validar el statuo quo. Y validar el statuo quo significa consentir que los animales sigan estando oprimidos y continúen siendo asesinados por el placer de la sociedad general y por la complacencia de muchos justicieros modernos.

¡Ayúdanos a romper cadenas!


¡Difunde!