La domesticación y la selección artificial

Partido Vegano - Domesticación
¡Difunde!

Partido Vegano - DomesticaciónLa domesticación es un proceso antrópico de endogamia forzada por el cual el ser humano selecciona individuos no humanos para obtener sujetos ideales (llamados «ejemplares» o «especímenes») para la forma de explotación que ha dispuesto para ellos.

Hoy, el Partido Vegano desea hablar sobre un tema sonado por muchos pero conocido por pocos: la domesticación. Queremos ahondar en este concepto, y explicar qué conlleva para los animales y cómo y por qué la domesticación es análoga a la esclavitud humana.

¿Qué es la domesticación?

Desde un punto de vista biológico, la domesticación es un proceso artificial —ejercido o condicionado por el ser humano, elemento antrópico— consistente en la selección de animales con unos rasgos biológicos determinados —o, en la actualidad, su inclusión genética— que ingenió nuestra especie desde los albores de la civilización para mejorar e incrementar los beneficios obtenidos por medio de la explotación animal.

¿Cuál es su consecuencia para los animales?

La domesticación, por definición, implica la selección de caracteres beneficiosos para el ser humano mediante una endogamia forzada. La endogamia en animales —como en humanos— genera enfermedades por taras genéticas y los vuelve más susceptibles a otras.

Falsos mitos sobre la domesticación

A menudo, la sociedad cree que la docilidad de muchos animales domesticados hacia el ser humano se corresponde con una indefensión frente al medio natural. Que un animal se muestre dócil no significa que, en en condiciones naturales, no sepa sobrevivir o adopte estructuras sociales complejas aunque nunca las haya conocido. Los animales no somos una tabla rasa ni la domesticación es capaz de sobrescribir millones de años de evolución.

Muchos animales domesticados podrían vivir de manera independiente en un futuro si realmente quisiéramos liberarlos de nuestro dominio. Sin embargo, esto no significa que podamos o debamos soltar sistemáticamente a todos los animales domesticados.

Conclusiones

La domesticación, mediante la selección artificial, ha reducido a los animales no sólo a la condición de esclavos; sino que los ha convertido en esclavos dóciles y con taras genéticas que pueden llevarlos a sufrir una vida miserable antes de ser asesinados en nombre del consumo o de la ciencia. En nuestra mano queda dejar de seguir trayendo esclavos al mundo.

¡Ayúdanos a romper cadenas!


¡Difunde!