Derechos Animales y Bienestar Animal no son lo mismo

Partido Vegano - Vaca con crotal en una oreja - Derechos Animales - Bienestar Animal
¡Difunde!

Partido Vegano - Vaca con crotal en una oreja - Derechos Animales - Bienestar AnimalCuando el Partido Vegano dice ser único y pionero en la defensa de los Derechos Animales, hay quienes rápidamente saltan con que otros partidos y organizaciones defienden los Derechos Animales y existen desde mucho antes. No, lo que otros defienden se llama «Bienestar Animal».

[Autoría de la imagen]

Introducción

Es una obviedad que miles de partidos y organizaciones nos preceden; pero es falso que alguno de ellos defienda los Derechos Animales. Nos encontramos con que la sociedad no conoce realmente el concepto de «Derechos Animales» ni tampoco sus implicaciones ni su profundidad en el campo de la Filosofía, la Ética y el Derecho.

Los Derechos Animales no equivalen a Bienestar Animal, ni se reducen a tratar mejor a los animales, ni a evitarles sufrimiento, ni a prohibir la tauromaquia o festejos crueles, ni siquiera consisten en cambiar la nomenclatura para pasar a considerarlos seres vivos o equivalente.

Los Derechos Animales van muchísimo más allá. La diferencia entre Derechos Animales y Bienestar Animal es radical (de raíz). A continuación dejaremos un resumen didáctico de las diferencias fundamentales. Para consultar otros términos, revisa el apartado de «Conceptos básicos».

Derechos Animales vs. Bienestar Animal

Derechos Animales:

  1. Los Derechos Animales son el conjunto de medidas y cambios legales, promovidos por una base ética deontológica, que buscan el reconocimiento universal de los animales como sujetos de derecho. De esta manera, se reconoce a los animales como «personas» en sentido legal y no cual simples objetos y mercancías.
  2. Los Derechos Animales establecen que los animales merecen derechos legales que protejan sus intereses inalienables en la misma medida en que los Derechos Humanos buscan el reconocimiento de los nuestros. El fundamento para ello radica en que sabemos, científicamente, que los animales también son capaces de sentir y que gozan de voluntad y conciencia.
  3. Los Derechos Animales, en consecuencia, implicarían el cese y la abolición absoluta de toda forma de explotación animal —uso como recurso—, en tanto que no es justo criar, hacinar, explotar y asesinar animales —entre otras acciones— por el mismo fundamento por que es injusto explotar seres humanos: tantos ellos como nosotros tenemos, al menos, tres intereses inalienables: vida, libertad e integridad.

Bienestar Animal:

  1. El Bienestar Animal son el conjunto de medidas y cambios legales, promovidos por una base ética utilitarista, que buscan la regulación sobre cómo el ser humano —sujetos de derecho— trata y gestiona a los animales —bienes muebles semovientes—. De esta manera, defiende una concepción antropocéntrica y únicamente reconoce a los animales como objetos o mercancías que «sufren» y que merecen una gestión responsable para minimizar costes, mejorar la productividad o evitar daños mediambientales.
  2. El Bienestar Animal establece que los animales carecen de intereses inalienables, niega que los animales tengan voluntad y conciencia, y rechazan que el hecho científico de que sientan igual que nosotros los hiciese merecedores de derechos por la sencilla excusa de que no pertenecen a nuestra especie. El Bienestar Animal es una postura especista en su origen y aplicación.
  3. El Bienestar Animal, en consecuencia, valida y apoya que los animales sean —y continúen siendo— siervos y esclavos de los seres humanos mientras lo hagamos con ciertos «miramientos», defiende que podamos seguir criándolos, hacinándolos, mercadeando con ellos, con sus secreciones o productos derivados, y usándolos para todo tipo de gustos, aficiones e intereses hasta, finalmente, asesinarlos para obtener beneficio o porque simplemente hayan quedado como un objeto roto que ya no sirva.

Rinoceronte encerrado en un zoológicoOtros partidos y organizaciones declaran estar en contra de los zoológicos, acuarios y ciertas formas de explotación animal porque «causan sufrimiento a los animales». No consideran que los animales merezcan derechos legales. De hecho, si encontraran una manera de encerrarlos y explotarlos sin sufrimiento, estarían de acuerdo con que así se hiciera. No en vano, muchas organizaciones animalistas aprueban y promueven los mataderos móviles. ¿Existe acaso un ejemplo más flagrante?

[Autoría de la imagen]

El Partido Vegano es diferente

Todos y cada uno de los grandes partidos y organizaciones animalistas son bienestaristascuando no algo más esperpéntico— y promueven, por tanto, el Bienestar Animal. Obviamente, tales colectivos no se promocionan a sí mismos y sus acciones diciendo cosas como que los animales carecen de voluntad y conciencia, o que no merecen derechos porque no son humanos; pero es lo que piensan y lo que defienden explícitamente cuando demuestran que solamente les importa el sufrimiento de un animal y no que sus intereses sean vulnerados.

A los animales no les basta con sufrir menos o vivir relativamente bien en una granja si desde que nacen ya tienen puesto un crotal en la oreja que indica el día en que irá al matadero por no ser humanos. A muchos humanos que se hacen llamar «animalistas» les basta con pensar que con eso ya están haciendo algo bueno por las víctimas mientras participan en la explotación animal.

Por todo ello, insistimos. El Partido Vegano ha surgido, precisamente, para luchar por los Derechos Animales como no lo ha hecho hasta la fecha ningún otro partido u organización.

Nosotros no discriminamos entre animales ni preferenciamos al ser humano ni nos basta con los animales vivan mejor antes de ser asesinados.

Nosotros queremos justicia para todos los animales y que puedan ser libres de la dominación humana.

Y nada de esto es una utopía; sino ya una realidad. El veganismo avanza imparable y nosotros buscamos ser la voz de quienes somos veganos. ¡Únete!


¡Difunde!