Contra la veganofobia

Partido Vegano - Niño sufre acoso escolar
¡Difunde!

Partido Vegano - Tres perritos - VeganofobiaComo cualquier odio irracional, la veganofobia es un prejuicio que debemos denunciar para poder combatirlo.

[Autoría de la imagen]

¿Qué es la veganofobia?

La veganofobia es un concepto relativamente reciente en nuestra sociedad. Como ocurre con sus análogos (p. ej: la homofobia), alude a los prejuicios y a la discriminación que sufrimos los veganos por el mero hecho de serlo. Este concepto tiene su origen en uno más amplio llamado «vegefobia», el cual se refiere a la discriminación padecida por cualquier individuo afín al vegetarianismo. La razón de distinguir entre ambos términos radica en que existen unos motivos más allá de la dieta por los cuales se ejerce una discriminación contra los veganos.

Toda forma de discriminación tiene una base biológica y cultural. Al igual que los activistas veganos promovemos el veganismo y tratamos de luchar contra el especismo, también tiene sentido condenar aquella discriminación que nosotros sufrimos como consecuencia de vivir sin explotar a los animales, de no creernos superiores a ellos ni de causarles ningún mal adrede.

No, no se trata de que los veganos busquemos victimizarnos o situar nuestros problemas por encima de las víctimas que conforman nuestra lucha —los animales—; sino de que queremos reivindicar también nuestros derechos legales y civiles como miembros plenos de la ciudadanía.

Partido Vegano - Niño sufre acoso escolarNadie, y en especial los más débiles e indefensos, debería sufrir discriminación por ningún tipo de condición.

[Autoría de la imagen]

Acciones veganófobas

Resulta muy difícil resumir en un artículo breve todas las causas y posibles frutos de la veganofobia. Sin embargo, desde el Partido Vegano intentaremos ofrecer unas pinceladas generales.

Los veganos formamos un colectivo todavía minoritario y ello va ligado, inevitablemente, al desconocimiento general de los argumentos que nos impulsaron a dar el paso hacia el veganismo. Por un lado, para el humano medio, el sesgo de creer que se encuentra en el colectivo mayoritario —o representado por la mayoría— le genera un curioso sentimiento de superioridad y de desdén hacia los «diferentes». Y, por otro lado, la ignorancia desemboca en el miedo y éste causa actitudes y comportamientos irracionales.

Atendiendo a estos motivos, las acciones veganófobas se vuelven perfectamente explicables. En nuestro día a día, los veganos padecemos toda clase de acciones injustas de mayor o menor importancia, según la edad y el contexto:

  • Insultos, mofas y humillación, tanto en presencial como en redes sociales.
  • Violencia, abuso y marginación contra menores veganos.
  • Incomprensión en el ámbito familiar, amistoso y afectivo.
  • Desconsideración absoluta y sistemática de nuestras necesidades y derechos fundamentales por parte de las administraciones públicas.
  • Y un largo etcétera.

Partido Vegano - Educación en las escuelasUna educación en la justicia universal, sin antropocentrismo ni discriminación por especies, es la pieza clave del veganismo.

[Autoría de la imagen]

¿Qué propone el Partido Vegano?

El Partido Vegano, como formación que busca representar los Derechos animales y al colectivo vegano en nuestro país, aspira a que la vía política pueda solventar a corto plazo toda forma de veganofobia. Dado que los veganos somos humanos y nosotros sí estamos catalogados como «sujetos de derecho», el Gobierno está obligado a respetarnos como personas humanas y a tomar las medidas oportunas para frenar toda clase de discriminación e injusticia que suframos debido a nuestra condición de individuos que rechazamos la explotación animal y toda violencia ejercida contra los animales.

Las medidas específicas aparecerán en nuestro programa electoral. No obstante, resumimos información crucial en nuestro apartado de «Preguntas frecuentes». Entre estas reivindicaciones se incluye un modelo de prevención y atención personalizada a menores veganos, campañas de educación que conciencien sobre la existencia de nuestro colectivo y regulaciones para centros públicos —desde colegios a hospitales— para garantizar la disposición de una dieta 100% vegetal.

No pedimos ni más ni menos que el mismo respeto que para otros habitantes. No somos divisivos, cansinos ni petulantes. La lucha por nuestros derechos como colectivo no es algo que les quitemos a los animales. Se trata de una realidad complementaria a nuestra causa que está relacionada en su base con la discriminación que los humanos ejercemos contra los demás animales.

¡Únete a nosotros por una justicia universal!


¡Difunde!