Bolsonaro explotó a su perro para firmar una ley contra el maltrato animal

Partido Vegano - Bolsonaro explota a su perro para firmar una ley contra el maltrato animal
¡Difunde!

 Partido Vegano - Bolsonaro explota a su perro para firmar una ley contra el maltrato animalEl presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, explotó a su perro para firmar una nueva ley contra el maltrato animal. Se da la paradoja de que la sociedad aplaude una representación fiel de la mentalidad humana: se utiliza a un animal para firmar una ley que regula cómo sacar provecho a los animales y cómo criarlos y asesinarlos legalmente.

[Fuente de la fotografía: Clarín]

Bolsonaro explotó a su perro para definir cómo explotar a otros animales

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sancionó una ley contra el maltrato a perros y gatos con hasta cinco años de prisión e hizo que su perro firmase dicha ley. En este artículo, nuestra formación desea exponer un claro ejemplo de la manipulación y uso de animales para definir la utilización de otros.

Más allá del evidente reclamo publicitario, Bolsonaro explotó a su perro con la intención de dar a entender que este animal estaba o estaría de acuerdo con el contenido de dicha reforma legal. La ley contra el maltrato animal se endurece; pero sólo para perros y gatos, y ni siquiera los protege a ellos de acciones como la presente. Las demás especies animales siguen, al parecer, sin merecer que se los deje vivir en paz y tranquilamente.

Si los animales tuvieran conciencia sobre su situación legalbienes muebles semovientesse echarían a llorar y reclamarían derechos legales reconocidos.

Bolsonaro explotó a su perro para aumentar las penas contra el maltrato a perros en un país y en un mundo en donde cada minuto se asesinan a millones de animales por no ser perros. Qué irónico. Así ocurre porque la sociedad privilegia a unos animales frente a otros y sólo condena aquellos daños que no le benefician. Ésta, y no otra, es la definición perfecta de «maltrato animal».

Muchos animalistas verán esta fotografía de Bolsonaro con su perro y pensarán «qué mono» o «qué gracioso». Sin embargo, se pasa por alto el estado psicológico del animal, que no sabe qué ocurre: ¿Por qué tanto flash y tanta gente pasando? ¿Por qué no puedo ir al árbol o a jugar? Cosas que, quizás, estén pasando por su cabeza inocente mientras es ajeno a todo lo que está ocurriendo a su alrededor.

Este endurecimiento de la ley contra el maltrato animal, por parte del gobierno brasileño, no impedirá que se siga asesinando a miles de cientos de animales, que se los siga considerando una propiedad, ni afectará a su política de destrucción del Amazonas, el hogar de cientos de animales. Esta nueva ley contra el maltrato animal presentada por Bolsonaro es tan sólo un lavado de cara frente a la sociedad brasileña y mundial, un lavado de cara que juega con la superficialidad y el especismo de una sociedad incapaz de ver que está usando a un perro como un objeto para sus propios fines políticos.

El camino es largo y va a ser duro; pero los integrantes del Partido Vegano, sus simpatizantes, afiliados y todos los veganos del mundo, estamos juntos por una misma causa: seguir luchando por los derechos de todos los animales sin distinción de especie. Unidos tendremos más fuerza, por y para ellos.

¡Ayúdanos a romper cadenas!


¡Difunde!